Precio: $ 300.00 MX
Precio: $ 150.00 MX

Noticia editorial

El sujeto cristiano entre la vida y la muerte: carne y goce
Sara Vasallo

¿De dónde vengo? Filæ.com
Guy Le Gaufey

Análisis foucaultiano
Guy Casadamont

De las Confesiones a los Diálogos, recepción de una persecución. Michel Foucault, lector de J.J. Rousseau
Raquel Capurro

La libido no es lo que se cree
George–Henri Melenotte

Pequeño viaje al país de los saberes situados
Luc Parisel

Espacio erótico del barroco: una aproximación a Severo Sarduy
Gabriel Meraz Arriola

Presentaciones

Presentación por vía inversa de Jacques–MarieLacan, 1901-1932
Jorge Baños Orellana 

Jacques–Marie Lacan 1901-1932, Bildungsroman
Presentación del libro de Jorge Baños Orellana
Marie–Claude Thomas

Triple función

Un muerto, su prometida, su fantasma
Jean Allouch

Un solevamiento
Rodolfo Marcos–Turnbull

Complacer, amar y correr rápido: ¿Un nuevo imperativo categórico?
Jean Allouch

Conferencias

¿Arte degenerado?
Jaime Ruíz Noé

Precio: $ 300.00 MX
Precio: $ 150.00 MX

Al ser interrogado por su declaración “el psicoanálisis será foucaultiano o no será más”, Jean Allouch respondió de forma espontánea ―pensando en Fernando Pessoa― que lo que tenían en común Foucault y Lacan era cierto principio de desasosiego.

Es a propósito de ese desasosiego, expresado en distintos rasgos que atañen al psicoanálisis, pero también a la relación entre Foucault y Lacan, que presentamos este número. Los artículos aquí reunidos apuntan en la dirección de mantener una intranquilidad, una inquietud, un constante cuestionamiento que no dé las cosas por sentado. Situación que se acentúa con la más reciente publicación de Las con­fesiones de la carne, cuarta entrega de la Historia de la sexualidad de Foucault, al cual se abocan algunos de los textos.

Por otra parte, en la sección “Presentaciones” incorporamos un par de trabajos sobre la obra Jacques-Marie Lacan, 1901-1932, Bildungsroman, versión en francés de La novela de Lacan de Jorge Baños Orellana. Hemos incluido también la sección “Triple función” en la cual, a partir de tres películas distintas, los autores revisitan y plantean aspectos de relevancia actual para el psicoanálisis. Last but not least, en “Conferencias” se encuentra un texto que aborda la psicopatologización del arte moderno y sus autores durante el régimen nazi.

Acompañamos este número con El primer Alcibiades en la colección TEXTOS de me cayó el veinte, diálogo platónico en el que se plantea el “cuidado de sí” (epimeleia heautou), precepto más amplio que el “conócete a ti mismo” y que Fou­cault subrayó notablemente en sus últimos trabajos. Hay allí una proximidad con Lacan, quien “admitía que no existía el mínimo deseo de saber”, según las palabras de Jean Allouch.

Mucho agradecemos nuestra ilustración de portada a Ilán Lieberman. Titulada Gonzalo, forma parte de una serie de imágenes tomadas de anunciós de sexoser­vidores publicados en periódicos de la Ciudad de México, donde aparecen hombres y mujeres —con sus facciones borrosas o anuladas— bajo la leyenda “Foto real”, para indicar la veracidad de la persona que ofrece los servicios. Lieberman realizó  la serie Foto real (2010-2013) en la avenida principal de La Merced, una de las zonas de prostitución más grandes de América. El papel preparado previamente fue colocado sobre la banqueta para que los transeúntes lo pisaran y mancharan hasta que, al ser cubierto totalmente por mugre, emergiera la imagen. Este proceso puede verse en el video Circunvalación en el siguiente link <http:www:ilanlieberman. com/works/2011/fotoreal/>.

Precio: $ 150.00 MX

El primer Alcibiades

Platón

El primer Alcibiades pone de manifiesto por primera vez el precepto del cuidado de sí en el conjunto de la obra de Platón, tal como lo afirma Michel Foucault. En este diálogo Sócrates exhorta a un joven Alcibiades a conocerse a sí mismo, pero sobre todo a cuidar de sí, para alcanzar la virtud y eventualmente gobernar la polis griega.

La traducción que aquí presentamos fue realizada en 1871 por Patricio de Azcárate, el primer traductor al castellano de las obras de Platón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*