Salomé | Una erótica de solevantamiento