Precio: $ 220.00 MX
Precio: $ 110.00 MX
Precio: $ 100.00 MX

Spichanalyse
Jean Allouch

Perversión: una varité del amor
Lucía Rangel H.

Matizando Shattering. (Leo Bersani lector de Freud).
Guy Le Gaufey

Lacan lee a Freud
Estela Maldonado

Romance Anniversaire
Marie-Claude Thomas

Estancias freudianas
Jorge Baños Orellana

Formación del psicoanalista: primeros dispositivos
Manuel Hernández G.

La “novela histórica” de Freud
Janine Germond

Anna von Lou
Anne-Marie Vindras

Un homenaje de Perec a Freud
Dominique de Liège

Costo: $ 220.00 MX
Costo: $ 110.00 MX
Costo: $ 100.00 MX

¡Feliz cumpleaños, señor profesor Sigmund Freud!

Como es del conocimiento de la mayoría, el 6 de mayo se cumplieron 150 años del nacimiento de Sigmund Freud.

Hace algunos años, al dar vuelta al milenio, más de una organización o publicación se preguntaba sobre quiénes habían sido los hombres y mujeres más influyentes en ese transcurso. Todos coincidieron en colocar a Sigmund Freud en los primeros lugares de esa lista. Y, desde luego, no estaban equivocados: hay un antes y un después de Sigmund Freud por lo que toca a la concepción del hombre. Y, por lo tanto, por lo que toca a las relaciones de ese hombre con el mundo.

Este número de , mucho más que un recuerdo y un homenaje que están implícitos, nos brinda la ocasión para hacer una reflexión sobre lo que para algunos ha sido esa influencia: o deberíamos decir —mucho más que una influencia— una marca. Pero, a diferencia de otras, no es una marca que se habría quedado fija, inalterada, irremovible, como tatuaje. A partir de ahí, el trabajo ha continuado —Lacan, por ejemplo— y nos ha llevado a caminos inosopechados, como lo demuestran los ensayos que ahora publicamos, notablemente el de Jean Allouch; y que marcan un punto de anclaje que tendrá (o no) repercusiones tanto clínicas como doctrinarias: desprendernos —con respecto al análisis— del psi en favor del esp, que alude a otra forma distinta de abordar la cuestión, la cosa: despsicologizante y desmedicalizante.

Los autores que conforman esta entrega nos muestran la riqueza de su lectura: han leído a Freud de cierta manera que, muy en su espíritu (el de Freud), les permite criticarlo y criticar las lecturas que otros han hecho de nuestro festejado. Estamos seguros de que el lector encontrará en la diversidad, el humus de dicha riqueza.

La colección TEXTOS de  inicia con este número una nueva serie que nos detiene en la figura de Sócrates. Se hace patente así lo que esta figura aporta a los analistas. Para comenzar hemos optado por dos textos de Paul Valéry: El Alma y la danza, y El hombre y el caracol.

Y, para que la celebración del aniversario de Freud vaya acompañada del pastel y su cereza, ofrecemos un regalito para nuestros suscriptores: bajo el sello de una nueva colección de cuadernos que hemos dado en llamar grapas de , publicamos un inédito en español de la ganadora del premio Nobel de Literatura 2004, Elfriede Jelinek: él no como él (para/con Robert Walser), en traducción directa del alemán de Pola Mejía Reiss.

En español se cuenta sólo con tres novelas de la escritora austríaca (1946), una de ellas motivo de la película "La pianista". Ninguna de sus obras de teatro ha sido traducida a nuestra lengua y, hasta donde tenemos noticia, esta versión que presentamos de él no como él, es una primera traducción de esta obra a otra lengua.

Se trata de una pequeña pieza de teatro, o bien radiofónica (existe una versión de Bruno Ganz) en la que no hay personajes ni parlamentos como suele suceder, sino puras voces: un discurso poético de la locura. Elfriede Jelinek escribe en el filo de la locura.

Que una editorial psicoanalítica publique este libro es una manera de hacer que se toquen los límites entre literatura y psicoanálisis, siguiendo de este modo con nuestra línea de selección de libros para la colección TEXTOS de . En esta ocasión, se tocan en un punto específico: la locura.

La ilustración de portada y la de cuarta de forros de nuestro número festivo se deben a la generosa colaboración del artista plástico Juan Sebastián Barberá. El título de portada, Dr. Freud, es un acrílico y tinta sobre papel, y la cuarta de forros, La ronda interminable, es un aguafuerte sobre cobre.

Costo: $ 110.00 MX

El alma y la danza. El hombre y el caracol

Paul Valéry

Paul Valéry (1871-1945) eligió el género del diálogo platónico para escribir, en 1924, El alma y la danza. Allí interroga la naturaleza del cuerpo en movimiento y presenta, en un lenguaje cercano a la poesía, el primero de varios elogios que dedicara en su carrera literaria al arte dancístico.

Como complemento a esta pieza, se agrega El hombre y el caracol, una meditación de corte filosófico que abunda en referencias matemáticas, y se ocupa de la inventiva y el hacer humanos.

Precio: $ 130.00 MX

Elfriede Jelinek, él no como él (para/con Robert Walser)

Elfriede Jelinek nació en 1946, entre los escombros de un pueblo duramente bombardeado, Mürzzuschlag, entre Viena y Graz. Recibió del nazismo una marca trágica: su madre, Olga Buchner, era de familia católica acomodada; su padre, Friedrich Jelinek fue un químico judío que trabajó para sus perseguidores en la industria de materiales sintéticos. Perdió la razón a principios de los años 50.

La autora comenzó a estudiar idiomas, dramaturgia e historia del arte en 1964, en la Universidad de Viena, pero después de algunos semestres, interrumpió los estudios y durante el año de 1968 vivió en aislamiento, sin salir de su casa paterna. En 1969 murió su padre en una clínica psiquiátrica, y once años después, se publicaron los poemas que ella escribió entre 1966 y 1968. Llevan por título: Ende (Final).

Elfriede Jelinek también estudió música y composición. Se graduó en 1971 como organista en el Conservatorio de Viena.

Cuando ganó el Nobel de Literatura, la Academia Sueca habló de su obra como de un “fluir musical de voces y contravoces en novelas y obras de teatro que, con extraordinario celo lingüístico, revelan lo absurdo y el poder subyugante de los clichés de la sociedad”.

Además de la música propia de cada lengua, que en su literatura se privilegie la voz, produce una trama muy singular, porque no hay propiamente un argumento, sino un entramado de voces, un fraseo que teje un decir.  La literatura de Jelinek se opone al  “un-sentido”. Se abre a la sonoridad del sentido fugaz, manifiesta en tanto que somos seres hablantes. Esto parecería obvio, pero solemos ser tomados por enfermos, exitosos, tontos, poderosos, o lo que sea, antes que como seres hablantes.

 El decir de algunos entre los llamados locos, trae a primer plano nuestra calidad de seres hablantes. Cuando los locos hablan, su decir hace tambalear las formas de significación establecidas, revela que son absurdas. Así, en la pieza cuya versión al español presentamos, no se habla de la locura, sino desde la locura. Está escrita para/con el poeta Robert Walser (1878-1956), que vivió en una clínica psiquiátrica los últimos treinta años de su vida.

Dice Jelinek: “El título de la pieza está compuesto con las sílabas de su nombre, pero esto no da un todo ni tiene sentido: Rob-er-t nicht als Wals-er, er nicht als er, él no como él. Ninguno. Todo. De él también la mayor parte de este texto.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*