Precio: $ 250.00 MX
Precio: $ 125.00 MX

"…para un hombre vale la pena vivir cuando contempla lo bello en sí"
Alexander Nehamas

La Belleza de Wilde
Rodolfo Marcos-Turnbull

Obrero de la belleza
Danielle Arnoux

Tres cuestiones en torno a la seducción y la belleza
Jorge Huerta

El cuerpo y el miedo. Contra la afirmación que dice:
"nosotros, los victorianos"
Julio Hubard

Unica Zürn, Bellmer y Perec
Dominique de Liège

La bella dama cruel
Juan Tovar

RESEÑA

Horst Aspernicus, antropólogo del mal
Pola Mejía Reiss

AVANCE

La paradoja del sujeto
Guy Le Gaufey

LECTURAS

El desvanecimiento del sueño
Raúl Vidal

Costo: $ 250.00 MX
Costo: $ 125.00 MX

François Cheng, quien fuera maestro de chino de Lacan, y actualmente miembro de la Academie française, señala en su bello libro Cinco meditaciones sobre la belleza que "sólo un retorno espiritual y una transfiguración permiten a ciertas tragedias humanas transmutar en belleza". Y pone como ejemplo a la tragedia griega, la cual puede hacer de la muerte algo bello, es decir, transfigurado.

Sin embargo, hablar de la belleza, agrega, parece, en estos tiempos que corren, una incongruencia. La muerte nos rodea, pero desprovista de tal capacidad de transmutación, precisamente por el abandono porfiado e injustificado de la espiritualidad.

No obstante, desde el inicio de la civilización, el hombre ha intentado definir y localizar aquello que le pueda proporcionar una guía para el encuentro con la belleza. No es una cuestión de consideración meramente estética —aunque ciertamente el asunto se encuentra en el centro del problema— sino de ética; o mejor: de consecuencia de una ética.

Y, por raro que parezca, un tanto olvidada por el psicoanálisis. No por nada, después del seminario La ética del psicoanálisis, Daniel Lagache le preguntaba a Lacan —¿…en serio, en broma?— cuándo iba a hacer su estética.

Queremos, con este número, abrir una vía que nos permita avanzar en la problematización de esta cuestión que, como se verá, no es algo que pueda dejar indiferente a nadie ocupado por el psicoanálisis y, sobre todo, por el psicoanálisis en su atributo espiritual. Pero sin pretender siquiera un esbozo de respuesta.

En textos de , publicamos el sugerente ensayo de Hans Bellmer, diseñador, pintor, escritor, Pequeña anatomía de la imagen. Bellmer fue el compañero de Unica Zürn quien nos es presentada por Dominique de Liège en este mismo número.

Perla Krauze, pintora, escultora e instaladora nos ha permitido reproducir su obra Flor, óleo sobre tela, 2008, que viene a ser algo así como la cereza del pastel de esta entrega que, esperamos, convoque en más de un sentido a nuestros lectores.

Costo: $ 125.00 MX

Pequeña anatomía del inconsciente físico

Hans Bellmer

Lo que hay que retener esencialmente del monstruoso diccionario de analogías-antagonismos que es el diccionario de la imagen, es que un detalle, una pierna por ejemplo, no es perceptible ni accesible o disponible en la memoria, es decir, no es real más que si el deseo lo toma fatalmente por una pierna. El objeto idéntico a sí mismo permanece sin realidad.

Hans Bellmer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*